lunes, 25 de octubre de 2010

Unicef y los niños vietnamitas

Xin Chào!

Recientemente leímos un artículo sobre lo que piensa UNICEF de los niños vietnamitas. No se refiere en concreto a los niños adoptables sino en general a la infancia en ese país, pero creemos que dado que sentimos un cariño especial por Vietnam os gustaría saber sobre ello.

La vida es mucho mejor para los cerca de 30 millones de niños vietnamitas de lo que lo era hace a penas un par de décadas. Como consecuencia de la guerra con Estados Unidos, la población vietnamita se considera una población joven con cerca de un 14% por debajo de los 17 años. La inmensa mayoría acude a la escuela, primaria o secundaria, y tiene acceso a una sanidad que les permitirá tener una esperanza de vida muy superior a la que tienen o tuvieron sus padres. De hecho, algunos acotecimientos recientes e importantes en materia de salud fueron la erradicación de la polio en el 2000, y del tétanos materno y neonatal en 2005. La incidencia del sarampión ha caido un 95% desde 1990 aunque en los últimos años se han registrado entorno a 300-400 casos anuales. Respectoa  la carencia de vitamina A, habitual en el pasado, ya es muy poco frecuente.

Sin embargo, estos datos a priori muy positivos muestran grandes diferencias entre las familias ricas y pobres, entre la mayoría Kinh y las minorías étnicas, y entre los entornos rurales y urbanos. Y es de estos grupos de niños más desfavorecidos de los que actualmente se ocupa UNICEF. Sin embargo, hoy en día parece más complicado conocer los datos reales sobre la pobreza en Vietnam y cómo ésta afecta a los menores. Con el apoyo de UNICEF, VIetnam ha desarrollado una manera de conocer la pobreza entre los niños vietnamitas basada en conocer si disponen o no de unas necesidades básicas como educación, salud, refugio/cobijo, integración social y protección. En lugar de definir la pobreza en términos monetarios, con esta nueva aproximación se ha calculado que entorno a 7 millones de los menores vietnamitas podrían considerarse pobres. Más aún, un tercio de los menores de 5 años tiene un pobre desarrollo debido a la malnutrición que sufre. Casi la mitad de los niños no tienen acceso en sus hogares a las necesidades básicas de higiene y cerca de dos tercios no tienen acceso a material para leer o escribir.

Las etnias minoritarias, que casualmente suelen localizarse en las zonas rurales y montañosas del país, son las que menos se han visto beneficiadas del desarrollo económico experiementado por el pais. No sólo se encuentran con barreras lingüísticas sino que los complicados caminos hacia escuelas cercanas les impiden el acceso a la educación. Cualquier dato al que miremos en relación a los parámetros definidos por UNICEF entre las minorías y la mayoría Kinh muestra grandes differencias.

Esperemos que el país consiga salir adelante con una mayor igualdad para todos los niños y que gracias a ONGs como UNICEF todos puedan acceder a las mismas oportunidades en un futuro no muy lejano.

Feliz semana a tod@s!

Lau&Fer

3 comentarios:

laura dijo...

Ojala así sea, despues de ver un orfanato allí y partes de la poblacion rural, uno no queda indiferente y jamás olvidas esas caritas.
un beso
laura

Sandra dijo...

Es impactante ver las desigualdades que hay, esperemos que ongs como estas y con la ayuda de todos la situación mejore, nosotros vamos a adoptar en etiopía y la situación allí tambien es tremenda.
por cierto me ha encatado tu blog, un saludo, Sandra.

ALMUDENA dijo...

Estos niños necesitan mucha ayuda y el trabajo de las ONG´s es fundamental. mucho ánimo para vosotros y un abrazo