lunes, 25 de enero de 2010

Un poco de historia: My Lai

Xin Chào!

La entrada de esta semana puede resultaros algo triste pero es parte de la historia de Vietnam y será algo que nuestros pequeños querrán saber de su país de origen, más que nada porque aún muchas personas sólo piensan en la guerra cuando nombramos ese bello país.


El subdistrito de Son My era conocido como el bastión del Vietcong, y se creía que los aldeanos de la zona les proporcionaban comida y un sitio donde dormir o descansar. Lo que sí podemos decir es que quizás estos aldeanos no tuvieran elección ya que el Vietcong (aun con todas sus cosas buenas) era conocido por vengarse de aquellos que no "cooperaban".

Unos días antes de la operación de búsqueda y exterminación que comenzase la mañana del 16 de marzo de 1968, alguien mató e hirió en la zona a varios soldados estadounidenses. La operación la llevó a cabo el Destacamento Barker, tres compañías de infantería de EEUU. Sobre las 7:30, tras haber bombardeado los alrededores de Xom Lang, y haber barrido la zona de aterrizaje con cohetes y fuego de ametralladora desde los helicópteros, la compañía Charlie aterrizó en helicóptero. No encontraron resistencia durante el "combate-asalto", ni les dispararon en ningún momento de la operación, pero cuando comenzaron a peinar el terreno hacia el este, se iniciaron las atrocidades.

A medida que el teniente William Calley avanzaba por Xom Lang, disparaban y cargaban con bayonetas a los aldeanos que huían, lanzaban granadas de mano dentro de las casas y en los refugios antiaéreos, mataban salvajemente al ganado y quemaban las viviendas. Reunieron alrededor de un centenar de aldeanos desarmados que echaron a la cuneta y acribillaron con ametralladoras.

En las horas siguientes, mientras sobrevolaban los helicópteros estadounidenses y los barcos patrullaban frente a las costas, se seguían cometiendo crímenes atroces. Reunieron por lo menos a media docena de grupos de civiles, incluidos mujeres y niños, y los ejecutaron. Los aldeanos que huían hacia Quang Ngai por la carretera fueron ametrallados, y a los civiles heridos los ejecutaron a tiros.

Se sabe que un soldado se disparó en su propio pie para salir de la masacre; fue la única víctima estadounidense de toda la operación. Se ordenó a las tropas que participaron que cerraran la boca pero varios desobedecieron las órdenes y sacaron la historia a la luz pública al regresar a EEUU. Cuando apareció en los periódicos, tuvo un efecto devastador sobre la moral militar y avivó las protestas públicas contra la guerra. A menudo, los soldados que volvían de Vietnam recibían el vacío de sus conciudadanos quienes les llamaban "asesinos de bebés".

Es una de las partes más tristes de la historia de Vietnam, un país que ha sufrido muchas guerras pero que siempre se ha vuelto a levantar y ha superado todas esas épocas de lucha y destrucción. Esperemos que todos los países aprendan de la guerra de Vietnam y de todas las guerras que han ocurrido y que están ocurriendo para que no se vuelvan a repetir.

Feliz Semana a todos!

Lau&Fer

1 comentarios:

M.CARMEN-J.CARLOS dijo...

Hola.
Este lamentable episodio será más conocido si finalmente, el director Oliver Stone, rueda la película que tenía pensado hacer. Ya se sabe que una imagen vale más...
Gracias por la información, te lo curras bien "curraooooooo".

Saludos.