lunes, 31 de agosto de 2009

VIETNAM Y LA HISTORIA DEL ARROZ (PARTE 1)

El arroz es el cereal que sustenta a los vietnamitas por lo que su significado en hindú "sustento para la vida humana" se adapta perfectamente a la cultura del país asiático 
de nuestros peques. No sólo es la base de su alimentación sino que a pesar de tratarse de un laborioso proceso, ocupa al 70% de la población activa de Vietnam. En 1986 hubo una serie de reformas agrícolas para convertir el cultivo de este grano de una producción de subsistencia a una producción rentable. Pocos años después Vietnam pasó de ser un país importador de arroz a exportarlo y en 1997 más de 3,5 toneladas salieron del país.


En Vietnam existe una fábula sobre el arroz que cuenta que hubo una época en la que los vietnamitas no necesitaban cultivarlo, ya que bastaba con rezar para que una gran bola de arroz cayera del cielo para alimentar a todos los hogares. Un día, un hombre ordenó a su mujer que barriera el suelo para prepararlo para cuando llegara el arroz, pero cuando la gran bola cayó ella aún no había terminado de barrer y cuando el arroz cayó sobre ella accidentalmente la rompió en mil pedazos. Desde entonces nunca más cayeron esas grandes bolas de arroz del cielo y los vietnamitas han tenido que trabajar mucho para cultivar arroz manualmente.

En muchas zonas de Vietnam parece que no han pasado los años y podemos ver a mujeres con sus non bai tho (sombreros en forma de cono) que riegan los campos a mano o inclinadas plantando los arrozales inundados, y búfalos de agua arando.

La mitad de la producción y principal fuente de las exportaciones se encuentra en el delta del Mekong, al sur del país, mientras que el delta del río Rojo es el recurso del que disponen en el norte que a menudo debe completarse con la producción sureña. Este arroz que se produce en las tierras altas es importante para las minorías étnicas.

La semana que viene os contaremos más historias sobre este alimento tan importante en Vietnam y que ha dado lugar a más fábulas para contar a nuestros pequeños.

Lau&Fer


0 comentarios: